Rinitis alérgica

(Alergia de la vía aérea superior / fiebre del heno)

Descripción general

La fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, causa signos y síntomas

parecidos al resfrío (catarro común), como secreción nasal, picazón en los ojos,

congestión, estornudos y presión en los senos nasales. No obstante, a diferencia

de un resfriado, la rinitis alérgica no se produce por un virus. La fiebre del heno

se produce por una respuesta alérgica a los alergenos en interiores o al aire

libre, como el polen, los ácaros del polvo o pequeñas manchas de piel y saliva que

arrojan los gatos, perros y otros animales con pelo o plumas (caspa de mascotas).

Además de hacerte sentir mal, la alergia nasal puede afectar tu desempeño en

el trabajo o la escuela y, en general, interferir con tu vida. Aunque no

tienes que aguantar los síntomas molestos. Puedes aprender a evitar los

desencadenantes y encontrar el tratamiento adecuado.

Síntomas

Los signos y los síntomas de la fiebre del heno pueden incluir:

  • Goteo nasal y congestión nasal

  • Ojos llorosos, rojos y que causan picazón (conjuntivitis alérgica)

  • Estornudos

  • Tos

  • Picazón en la nariz, el paladar o la garganta

  • Piel hinchada y de color azul debajo de los ojos (ojos morados alérgicos)

  • Goteo posnasal

  • Fatiga

Factores estacionales

Los signos y síntomas de la rinitis alérgica pueden comenzar o empeorar en un momento particular del año. Los detonantes son los siguientes:

  • El polen de los árboles, que es frecuente a principios de la primavera.

  • El polen del césped, que es frecuente a fines de la primavera y en verano. Así como las jacarandas. 

  • El polen de la ambrosía, que es frecuente en otoño.

  • Los ácaros del polvo, las cucarachas y la caspa de las mascotas pueden estar presentes todo el año (perenne). Los síntomas de los alérgenos de interiores pueden empeorar en invierno, cuando las casas están cerradas.

  • Los rastros de hongos y moho del interior y del exterior se consideran estacionales y perennes.

¿Tienes fiebre o resfrío común?

Como los signos y síntomas pueden ser similares, puede ser difícil distinguir cuál tie

 

Cuándo debes consultar a tu otorrinolaringólogo

  • No logras aliviar los síntomas de la rinitis alérgica por mas de 3 -4 días. 

  • Los medicamentos para la alergia no te alivian o te causan efectos secundarios molestos.

  • Tienes otro trastorno que puede empeorar la rinitis alérgica, como pólipos nasales, asma o infecciones frecuentes de los senos paranasales.

  • Crecimiento (hipertrofia) de los cornetes ocasionado por la rinitis alérgica. 

 

Crecimiento de los cornetes nasales

Entre las consecuencias de la hipertrofia está la congestión y obstrucción nasal.

Los cornetes son una estructura de hueso, recubiertos por mucosa respiratoria y ubicados en las partes laterales de cada fosa nasal. En su estroma (interior) tienen gran cantidad de vasos sanguíneos, lo que permite que cumplan la función de calentar, humidificar y filtrar el aire que respiramos.
 
En algunas personas, los cornetes pueden ser muy grandes, debido a factores anatómicos o por patologías como las rinitis alérgica, enfermedades inmunológicas, endocrinológicas, entre otras, lo que provoca molestias como obstrucción nasal y ronquido. La primera es por mucho, la causa mas frecuente. Otras condiciones fisiológicas que pueden producir una hipertrofia (crecimiento), ya sea permanente o transitoria son el embarazo y la pubertad.
 
Algunas causas ambientales también favorecen el crecimiento de los cornetes, así como contaminantes tóxicos, el tabaco, el humo y otros factores ambientales como la humedad excesiva. Algunos antidepresivos y derivados del sildenafil, están entre los fármacos que puede provocar la hipertrofia, debido a que por su función vasodiltadora producen obstrucción nasal por crecimiento de los cornetes.
 
Los descongestionantes tópicos (oximetazolina y derivados) también pueden producir una hipertrofia compensatoria de los cornetes al ser usados por periodos largos o en dosis excesivas. Ocasionando incluso una rinitis atrófica. Patología mucho mas difícil de tratar que una simple hipertrofia. 
 
Los síntomas de la hipertrofia de cornetes se pueden presentar como congestión y obstrucción nasal intermitente o incluso al acostarse hacia el lado con mayor hipertrofia, afectando principalmente en la pubertad y juventud, aunque también se observa en niños alérgicos.
 
Otros pacientes también señalan un bloqueo nasal permanente. Asimismo, pueden presentar aumento de la intensidad de los ronquidos y sueño menos reparador debido a la obstrucción nasal y la respiración bucal. 
 
Si se presenta con otras patologías, puede favorecer la dolor de cabeza de origen nasal (cefalea rinogénica), infecciones recurrentes o sinusitis crónicas.
 
La cirugía (Turbinoplastia o reducción volumétrica de cornetes) es el tratamiento por excelencia, cuando el tratamiento médico anti-alérgico falla (esto cuando se relaciona con alergias). En el caso de otras patologías que también dan aumento el tratamiento es muy específico. 

Siguiendo on el tema de la rinitis alérgica y se sus síntomas es importante notar que muchos pacientes, especialmente los niños, se acostumbran a los síntomas de la rinitis alérgica, por lo que podrían no buscar tratamiento sino hasta que los síntomas se agudizan. Sin embargo, recibir el tratamiento adecuado podría brindar alivio.

Causas

Cuando tienes rinitis alérgica (fiebre del heno), tu sistema inmunitario identifica una sustancia aérea inocua como nociva. Entonces, tu sistema inmunitario produce anticuerpos contra esta sustancia inocua. La próxima vez que tengas contacto con la sustancia, esos anticuerpos enviarán una señal a tu sistema inmunitario para que libere sustancias químicas, como la histamina, en el torrente sanguíneo, lo que causa una reacción que provoca los signos y síntomas de la rinitis alérgica (fiebre del heno).

 

Factores de riesgo

Lo siguiente puede aumentar el riesgo de desarrollar rinitis alérgica:

  • Tener otras alergias o asma

  • Tener dermatitis atópica (eccema)

  • Tener un familiar de sangre (como un padre o un hermano) con alergias o asma

  • Vivir o trabajar en un entorno que te exponga constantemente a alérgenos, como la caspa de los animales o los ácaros del polvo.

  • Tener una madre que fumó durante tu primer año de vida.

Complicaciones

Los problemas que pueden asociarse a la rinitis alérgica (fiebre del heno) son los siguientes:

  • Disminución de la calidad de vida. La rinitis alérgica (fiebre del heno) puede interferir en tu disfrute de actividades y hacer que te sientas menos productivo. Para muchas personas, los síntomas de la rinitis alérgica (fiebre del heno) son la causa de sus inasistencias al trabajo o a la escuela.

  • Sueño deficiente. Los síntomas de la rinitis alérgica (fiebre del heno) pueden mantenerte despierto o dificultar que sigas durmiendo, lo cual puede causar fatiga y una sensación general de sentirse mal (malestar general).

  • Empeoramiento del asma. La rinitis alérgica (fiebre del heno) puede empeorar los signos y síntomas del asma, como la tos y el silbido al respirar.

  • Sinusitis. La congestión prolongada de los senos paranasales debido a la rinitis alérgica (fiebre del heno) puede aumentar tu susceptibilidad a la sinusitis, una infección o inflamación de la membrana que recubre los senos.

  • Infección de oído. En los niños, la rinitis alérgica (fiebre del heno) en general es un factor en la infección del oído medio (otitis media).

Prevención

No existe una manera de prevenir la rinitis alérgica (fiebre del heno). Si tienes rinitis alérgica (fiebre del heno), lo mejor que puedes hacer es reducir tu exposición a los alérgenos que provocan tus síntomas. Toma medicamentos para la alergia antes de exponerte a los alérgenos, según las indicaciones de tu otorrinolaringólogo. En el caso de las alergias estacionales; habitualmente se inicia ek tratamiento 1 mes antes de que el paciente y el médico sepan cuando inician los síntomas. Y así afrontar bien esa etapa del año que es tan sintomática para el paciente. Haciéndole tener mejor calidad de vida en esa peca del año que tanto le molesta al paciente. 

Escrito por el personal de Mayo Clinic Diagnóstico y tratamiento Marzo 19, 2019

 
 
 

Diferencia entre alergia y resfriado

"Parece que me resfrío cada primavera y/o cada otoño. ¿Me pregunto si estos «resfríos» serán realmente alergias estacionales. ¿Cómo puedo saberlo?"

Si sueles tener «resfriados» que aparecen repentinamente y en la misma época cada año, es posible que en realidad tengas alergias estacionales. Aunque los resfriados y las alergias estacionales pueden compartir algunos síntomas, son enfermedades muy diferentes.

El resfriado común se produce a causa de virus, mientras que las alergias estacionales son respuestas del sistema inmunitario desencadenadas por la exposición a alergenos, como el polen del césped o de los árboles.

El tratamiento de un resfriado común puede incluir reposo, analgésicos y medicamentos de venta libre, como descongestivos. En general, un resfriado dura entre tres y diez días, aunque algunos pueden durar unas dos o tres semanas.

El tratamiento de las alergias estacionales puede comprender antihistamínicos de venta libre o de venta con receta médica, aerosoles nasales con corticosteroides, descongestivos y, en lo posible, evitar la exposición a los alergenos. Las alergias estacionales pueden durar varias semanas.

 

​​​Contáctanos

Lope de Vega 131 Polanco Miguel Hidalgo 53160

Síguenos

  • w-facebook
  • w-linkedin

Tel: 5588867110

Urgencias Hospital Español: 52559600

(Solicitar que llamen al Dr. Carlos D Ortiz M)

  • Twitter Clean
  • Instagram

© 2019 Cirugía Facial Polanco

Más Sobre Nosotros

consejo mexicano de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello
sociedad mexicana de rinologia y cirugia plastica facial
sociedad mexicana de otorrinolaringologia y cirugia de cabeza y cuello