Rinoseptoplastia funcional

La septoplastia o septumplastia o rinoseptumplastia es un procedimiento quirúrgico que sirve para corregir una desviación del tabique nasal.

 

Las causas de la desviación septal son: trauma nasal en la infancia, desviación congenita o alteración anatómica en el crecimiento del mismo. El septum nasal es una estructura anatómica que divide en fosa nasal derecha e izquierda a la nariz. Esta constituido por hueso en su porción posterior y de cartilago en su porción anterior. 

 

La sintomatología de una desviación septal consta de: obstrucción nasal uni o bilateral, resequedad  nasal, ronquido nocturno, epistaxis (sangardos nasales) de repetición. 

 

Gran porcentaje de la población sufre de desviación septal sin saberlo. Ya que la fosa contralateral (por medio de los cornetes) compensa la obstrucción del lado de la desviación. Y si la desviación la tienen desde pequeños, el paciente refiere "respirar bien"; porque "no sabe" en realidad lo que es "respirar bien". Existen grados de desviación y se debe de individualizar a cada paciente. En los casos que la obstrución afecta la calidad de vida del paciente es cuando se debe de operar. 

 

Durante la septoplastia, el tabique/septum nasal se endereza y se vuelve a colocar en el centro de la nariz.

 

Esto puede requerir su cirujano recorte y remueva partes de su tabique antes y colocarlas en la posición correcta. 

Corregir una desviación septal puede mejorar el ronquido nasal y la función pulmonar.

 

La mayoría de los pacientes reportan poco o ningún dolor después de una rinoseptoplastia.

Que esperar después de la cirugía

 

Al término de la cirugía, se le dará seguimiento en el área de recuperación post anestesica hasta que se sienta lo suficientemente bien para irse de alta. La mayoría de los pacientes no experimentan ningún dolor significativo, sin embargo, los medicamentos analgésicos se puede dar cuando sea necesario para el malestar postoperatorio.

 

Pese a que nosotros no utilizamos taponamientos nasales, la mayoría de los pacientes comentan que su respiración nasal está limitada en los primeros días después de la cirugía. Este es un resultado de la hinchazón intranasal y conforme esta disminuya, la respiración mejora. Su cara se sentirá levemente hinchada, sobre todo el primer día después de la cirugía. 

 

Las suturas absorbibles se utilizan generalmente dentro de la nariz y no necesitan su retiro. Cualquier sutura externa, es necesario que se retire en 5-8 días. Vendajes y férulas nasales también se retiran en 5-10 días después de la cirugía. Mantener la cabeza elevada minimizará la hinchazón. Es importante no sonarse la nariz y evitar cualquier impacto en la nariz, mientras que las estructuras dentro y por fuera están sanando. Actividades tales como levantar objetos pesados, el esfuerzo excesivo, exposición al sol o cualquier actividad que pueda aumentar el riesgo de lesiones deben ser evitados.

Si usted usa anteojos, debe tener cuidado de no ejercer una presión excesiva en el puente de la nariz.

 

La consultas postoperatorias de seguimiento son cruciales para el éxito en la rinoseptoplastia. 

​​​Contáctanos

Lope de Vega 131 Polanco Miguel Hidalgo 53160

Síguenos

  • w-facebook
  • w-linkedin

Tel: 5588867110

Urgencias Hospital Español: 52559600

(Solicitar que llamen al Dr. Carlos D Ortiz M)

  • Twitter Clean
  • Instagram

© 2019 Cirugía Facial Polanco

Más Sobre Nosotros

consejo mexicano de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello
sociedad mexicana de rinologia y cirugia plastica facial
sociedad mexicana de otorrinolaringologia y cirugia de cabeza y cuello